TUTORIALES


10 RAZONES PARA LEER UN ARTÍCULO MEDICO

NÚMERO 1: EMPRENDER

Estar actualizado en los distintos campos de la medicina, aunque sea de forma superficial (también 

conocido como “Journal Flashing”) siempre te dará una ventaja respecto al resto y seguro que 

sorprendera tanto a tus pares como a tus superiores, puesto que refleja el haber tomado la 

decisión voluntaria de dar un paso más allá y no te has quedado solo con lo “básico” que aparece 

en los textos clásicos de medicina, si no que has modificado este conocimiento agregando las 

conclusiones de trabajos de investigación.

NÚMERO 2: ACTUALIZAR 

Al estar suscrito a una revista médica tenemos el beneficio de enterarnos de las principales 

noticias en el mundo médico: congresos, investigaciones en curso, lanzamiento de nuevos 

NÚMERO 3: COMPRENDER NUEVOS ASPECTOS DE LA FISIOPATOLOGÍA

En ciertas ocasiones aparecen artículos que nos enseñan nuevos aspectos o clarifican aspectos ya 

conocidos sobre la fisiopatología de los problemas clínicos que encontramos en la práctica médica.

NÚMERO 4: MEJORAR NUESTRA APROXIMACIÓN AL PACIENTE

Las revistas médicas suelen publicar artículos sobre el manejo y la aproximación a un sin número 

de enfermedades o problemas médicos (ej. “Aproximación al paciente con masa cervical). 

Mediante la publicación de casos clínicos podemos aprender sobre experiencias más personales 

en el manejo de enfermedades que no vemos en la práctica diaria y quizás no tenemos la 

confianza para manejar de forma autovalente.

NÚMERO 5: USAR DE FORMA RACIONAL EL REPERTORIO DE EXÁMENES

Una parte considerable de la literatura médica trata sobre el uso de nuevas exámenes de 

laboratorio o imagenológicos y como se comparan con los exámenes tradicionales con el fin de 

mejorar la eficiencia, seguridad, especificidad y confort en el diagnóstico y seguimiento de 

El Informacionista Clínico Lic. Oziel Añorve García Página 1

NÚMERO 6: ADAPTARSE AL CAMBIO

Las enfermedades, su frecuencia, presentación y pronóstico pueden cambiar en el tiempo y 

pueden lentamente alejarse de lo descrito en los textos clásicos de la medicina. La literatura 

médica actualizada puede informarnos sobre estos cambios.

NÚMERO 7: ACLARAR RIESGOS Y BENEFICIOS

Leemos artículos médicos para confirmar el efecto que ciertos factores (ej. estilo de vida, 

obesidad, estrés, etc.) pueden tener sobre la salud de nuestros pacientes y en qué grado pueden 

perjudicar o beneficiarla.

NÚMERO 8: ENFOCARNOS EN LO ÚTIL

Es necesario distinguir aquellas terapias preventivas, terapéuticas y de rehabilitación que 

conllevan a un beneficio real para el paciente, de aquellos que a pesar de ser ampliamente 

conocidas en realidad solo constituyen una pérdida de tiempo y recursos o incluso pueden 

producir mayor daño(Consulte las GPC).

NÚMERO 9: CONOCER LA SALUD PÚBLICA

La literatura médica también se esfuerza en ayudarnos a estar al tanto de los cambios en las 

necesidades, desafíos y amenazas de la salud pública, tanto a nivel local como global.

NÚMERO 10: PASAR DE LECTORES A AUTORES

La mejor forma de aprender a escribir un artículo médico, encontrar una idea para un estudio de 

investigación o realizar una presentación intachable de un caso clínico es acostumbrarnos a leer el 

trabajo de médicos que ya han dominado ese rubro.


El Informacionista Clínico                                                                          Lic. Oziel Añorve García